Main Menu

Solidaridad con Jaime de Althaus tras amenaza de Vela Barba

El fiscal Rafael Vela Barba dejó abierta la posibilidad de presentar una querella por difamación al periodista Jaime de Althaus.

Al parecer los fiscales mediáticos Rafael Vela y Domingo Pérez del Equipo Especial Lava Jato no desaprovechan ninguna oportunidad para figurar y pretender tapar la «metida de pata» que hicieron al permitir que los corruptos brasileños de Odebrecht pretendan robarnos otros 1200 millones de dólares, dinero de todos los peruanos, al demandar al estado peruano frente al Ciadi por la suspensión de la construcción del Gasoducto Sur.

En esta oportunidad Rafael Vela Barba fue invitado al programa de Nicolás Lúcar en Exitosa donde no descarto la posibilidad de presentar una querella por difamación contra Althaus quien supuestamente habría escrito en su columna de opinión la posibilidad que los fiscales habrían recibido un pago de Odebrecht.

«En su última columna ( Jaime de Althaus) hay la posibilidad de analizar una difamación encubierta incluso insinúa que nosotros podríamos haber recibido hasta dinero de la empresa Odebrecht»

Asimismo el jefe de la investigacion Lava Jato indicó que los comentarios que hizo el periodista no son dignas de un miembro consultivo de la Junta Nacional de Justicia, cargo que ostenta el periodista por su alta experiencia y que no lo imposibilita que pueda laborar si ningún problema como opinologo político.

Sin embargo el periodista salió a aclarar al fiscal Vela Barba que en realidad no insinuó que su persona habría recibido dinero sino más bien que solo se trataba de un mito.

«Es al revés! Lo que digo es que es un mito eso de que han recibido plata de Odebrecht: “…también se construye el mito de que los fiscales han sido comprados por Odebrecht, y ya han sido denunciados. Nada de esto es sano. Debe ponérsele coto»

«Por lo visto el fiscal Vela tiene un serio problema de comprensión lectora. Lea bien la columna por favor. Y pídeme disculpas» Agrega el periodista desde la red social Twitter

Luego de este incidente nos va quedando claro la estrategia que vienen usando los cuestionados fiscales con el fin de silenciar a los pocos periodistas independientes que quedan en una clarisima restriccion a la libertad de expresion propia de un gobierno dictatorial.