Main Menu

Solidaridad con el padre Omar Sánchez frente al peligro que corre su vida.

Fanatismo, una palabra que cada vez toma mayor fuerza, y que viene principalmente de la izquierda, del partido de Pedro Castillo, Perú Libre.
Ahora, un sacerdote llamado Omar Sánchez denuncia que ha estado recibiendo a.m.e.n.a.z.a.s desde que comenzó a hablar contra el comunismo. ¿Por qué debería suceder? Está dando su opinión libremente y es a.m.e.n.a.z.ad.o por ello.

“No dijeron quiénes eran, no se identifican con alguien en particular, pero fueron tres llamadas muy similares, en las que decía ‘por qué hablaba contra el comunismo’ y que me iban a matar si seguía diciendo que voten por Keiko, cosa que nunca he dicho”, expresó.

“puede venir de cualquier lado”. “El Perú está tan dividido, tan fraccionado, que esto puede ser cualquier persona que no está de acuerdo y llama por teléfono para tratar de amedrentar, de callar”, indicó.

“Entiendo y siento que en un país polarizado es difícil escuchar cosas que no son mi opinión, sino son enseñanza de la Iglesia”, mencionó.
Nuestra mayor solidaridad con el padre Omar Sánchez. Él no señala, pero anuncia que por hablar contra el comunismo recibió esas llamadas. A eso se le llama fanatismo.

Porque si bien puede que Castillo o Cerrón no manden a esas personas a a.m.e.n.a.z.a.r, pero aun así se está creando una ideología que más allá de perjudicar el país, nos perjudicará como ciudadanos, como hermanos.
Perder la fe y la esperanza en la población, desconfiar de la persona que tenemos al lado sólo incrementará su poder, y nos debilitará sin medida alguna.