Main Menu

Rosa M. Palacios cuadro a Castillo tras apañar visitas clandestinas

Las investigaciones contra Castillo han dado con que mantiene reuniones secretas, lo cual puede malinterpretarse en gran medida, ya que todas las reuniones del Presidente deben ser agendadas, y anunciadas.

“De acuerdo con imágenes de Cuarto Poder, la empresaria Karelim López llegó al local de Breña el 19 de noviembre, aproximadamente a las 10:12 p.m. Cuatro minutos antes también lo hizo Juan Carrasco Millones, hoy ministro de Defensa” se lee en el Diario Correo.

No es la primera vez que alguien visita al Presidente a altas horas de la noche. Hay registros de mas reuniones secretas. No obstante, el mandatario menciona lo siguiente en redes sociales:

“Como Jefe de Estado, no avalo ningún favorecimiento a ninguna empresa ni persona en particular. Exhorto a las autoridades a que, si hubiese pruebas de algún indicio de corrupción durante mi gestión, realicen su trabajo para esclarecer los hechos bajo el marco de la ley”

Su mensaje fue respondido por Rosa María Palacios, quien sostuvo lo siguiente:

“Una prueba de un indicio de corrupción durante su gestión es burlar los controles de ingreso y salida de las personas que se reúnen con usted estableciendo una locación paralela. Un presidente no tiene una vida privada en una democracia. Es inútil evadir el control , igual lo sabremos”

Palacios encaró al Presidente con las reuniones clandestinas que mantiene. Es una prueba de indicio de corrupción durante su mandato, ya que está actuando en contra a lo establecido.

De ser lo contrario, podría realizar las reuniones libremente en Palacio de Gobierno y no en otro sitio a altas horas de la noche. Burlando así los controles de ingreso y salida, Castillo puede ser investigado para saber que habla durante esos encuentros.

Y de estar favoreciendo a personas o empresas, los caros en su contra fácilmente pueden aumentar.