TELEVISION

Retiran del aire al estilo Juliana

El anuncio de la partida de Juliana Oxenford de ATV lo hizo ella misma, pero con un tono de derrota, la periodista conocida por su programa «Al Estilo Juliana», reveló que el canal ha decidido no renovarle el contrato, marcando así el fin de su trayectoria en la televisión.

Juliana, en un intento por defender su credibilidad, asegura que no miente, que ha aclarado todas las acusaciones en su contra. Sin embargo, la realidad es que la sombra de la poca credibilidad y las supuestas mentiras en su labor periodística han empañado su camino en ATV.

“Yo no miento, todo lo he aclarado, cuando a mí me han querido sacar tontería y media, siempre se han estampado, porque no hay nada ilícito en mi vida, en mi trabajo, que ya me queda poco tiempo aquí. Javier Ávila [el productor periodístico] y yo tenemos un contrato que está a puertas de vencerse. Es incómodo hablar de esos temas, pero ya lo sabe todo el mundo, la gente se va a enterar tarde o temprano”,

La comunicadora explica que el canal les comunicó el lunes que ya no requerían sus servicios, una decisión que los deja fuera de la preventa de ATV para el próximo año. Juliana destaca que no ha sido una renuncia voluntaria, ni por parte de ella ni de Javier Ávila, su productor. El canal ha decidido prescindir de ellos, dejándolos fuera de los planes para el 2024.

“El lunes se nos comunicó a ambos que el canal había decidido ya no contar con nosotros (…) No he sido yo la que ha renunciado, para que quede claro, y tampoco Javier Ávila. Nos han dicho que la idea es que ya no estén el próximo año, pues se viene la preventa y varios eventos naturales en todos los medios de comunicación y bacán”, dijo.

Javier Ávila se va primero, con su contrato expirando el 24 de noviembre, mientras que Juliana aguanta hasta el 15 de diciembre, día en que su vínculo laboral con ATV llega a su fin. La gratitud por la libertad de expresión se mezcla con la amargura de la no renovación.

Agradece al canal por la oportunidad de opinar libremente, pero no puede evitar expresar su molestia con las decisiones de ATV. Juliana, con resignación, reconoce que sus formas quizás no eran del gusto ni conveniencia del canal, y la sentencia de su partida parece haber caído como un golpe.

“El lunes se nos comunicó a ambos que el canal había decidido ya no contar con nosotros (…) No he sido yo la que ha renunciado, para que quede claro, y tampoco Javier Ávila. Nos han dicho que la idea es que ya no estén el próximo año, pues se viene la preventa y varios eventos naturales en todos los medios de comunicación y bacán”, dijo.

Es un final marcado por la frustración y la incomodidad. Juliana asegura que cumplirá hasta el último día de su contrato. Sin embargo, la sombra de la no renovación y las críticas a su credibilidad persisten, dejando tras de sí una estela de derrota en su carrera televisiva.

“Entiendo que mis formas no les gusta, ni tampoco les conviene, la decisión es de ellos.

¿Qué opina usted al respecto?

Botón volver arriba