INTERES GENERAL

Quien sera esta tiena niña y en que se ha vuelto ahora

El nombre de Marcelo Oxenford ha estado en el foco de atención en la última semana, después de que su hija Juliana Oxenford confesara en el podcast de Trome ‘Café con la Chevez’ que su padre «no la ama» debido a la falta de cercanía entre ellos. «Lo natural sería que todos los padres amen a sus hijos, pero hay padres que no aman a sus hijos. Es lo que me tocó», expresó la periodista.

La exconductora de ATV ha dejado en claro que su relación con su padre, Marcelo Oxenford, no es del todo positiva, ya que ha existido un distanciamiento desde que él decidió separarse de su madre, Liliana Tujan, y establecer una relación sentimental con la actriz de ‘Al Fondo Hay Sitio’, Yvonne Frayssinet, con quien tiene una hija llamada Lucía Oxenford.

La madre de Juliana Oxenford lleva por nombre Liliana Tujan, una mujer argentina al igual que Marcelo. Juntos tuvieron cuatro hijos llamados Lorena, Patricia, Juan Manuel y Juliana Oxenford Tujan. Se conoce que Liliana también es periodista, profesión que una de sus hijas ha seguido y que hoy en día es popular en el Perú.

En una entrevista concedida por Juliana Oxenford a Verónica Linares, se reveló que su madre se casó estando embarazada de Marcelo Oxenford. La familia Oxenford Tujan se trasladó a Perú, ya que Marcelo ocupaba el cargo de gerente de ventas en una empresa de gaseosas, lo que requería su residencia en el país. Sin embargo, en 1985, el actor fue llamado para participar en su primera telenovela, «La casa de enfrente».

Desafortunadamente, la separación entre Marcelo Oxenford y Liliana Tujan no fue sencilla, y después de este quiebre, el actor conoció a Yvonne Frayssinet. Iniciaron un romance en 1987 que culminó en el nacimiento de su hija Lucía en 1991.

En resumen, Marcelo Oxenford se separó de la madre de Juliana cuando esta última era muy niña, y posteriormente en Perú, conoció a Ivonne Fransynet, con quien tuvo una hija llamada Lucia. Esta separación generó un gran resentimiento en la periodista, llevándola a expresar sentimientos de odio hacia su familia, su hermana y su propio padre, transformando a una tierna niña en una persona con falta de empatía, egocéntrica y altanera, tal como se refiere hoy en día a Juliana Oxenford

Botón volver arriba