POLITICA

Pretendieron bajarse a Belmont en debate con Vizcarra

Belmont ha revelado las trampas que querían hacerle para quedar mal en el debate entre él y Martín Vizcarra, puesto que iba a ser grabado un día miércoles y publicado el domingo, para que así a Vizcarra le diera chance de saber qué responder:

“Revelé una de las trampas que me querían hacer. Resulta que los organizadores del Jurado Nacional de Elecciones, por sorteo, me tocaba debatir con Martín Vizcarra por el partido Somos Perú. Yo no le llamaría debatir, es un cambio de ideas. Pero resulta que estos señores querían grabarme el día miércoles, y pasarlo el día domingo”

Una completa falta de respeto; quieren prevalecer una buena imagen de Vizcarra cuando claramente no pueden. Ha cometido actos de corrupción, y los medios se prestan (no todos, claro está) a seguir su juego como si nada.

“Ahora resulta que querían grabarme a mí, llevarse mi cinta grabada y después editarlas, cortarla, ponerla, y además mostrársela a todos los periodistas del asco, periodistas vendidos. Y los periodistas decimos: a Belmont cómo lo destrozamos, muy fácil, primero vamos a ponerle una imagen fea, vamos a distorsionarle la imagen que se hace, segundo vamos a bajarle el volumen porque no tiene voz” agrega Belmont.

“Le hacen tomas espectaculares y le enseñan lo que han grabado para enseñárselo a él, esto es un tinglado que se acostumbra hacer en la televisión basura. Eso ya está como una especie de protocolo para destruir a alguien y levantar a otro” enfatiza.

Es obvio que para ello querían grabar primero a Belmont, pero él notó desde un principio qué estaba mal en todo aquello, por eso dio a conocer la verdad del asunto.

Aún los medios, el Jurado Nacional de Elecciones y demás personas velan porque Vizcarra mantenga su posición y llegue al Congreso sin problemas, sin tener que enfrentarse a la justicia porque les afectaría.

Una completa canallada, y un insulto a la población en general. No se debe permitir este tipo de abusos puesto que cada quien debe pagar su deuda con la ley, sin importar cuán importante sea.

Botón volver arriba