POLITICA

Montesinos se rei de los caviares

El reciente fallo del Poder Judicial ha generado una polémica sin precedentes al absolver a Vladimiro Montesinos, exjefe del desactivado Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), de los cargos de lesiones graves en contra de Leonor La Rosa, exagente del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE).

La Cuarta Sala Penal Nacional Liquidadora Transitoria también exoneró al exjefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas Nicolás de Bari Hermoza Ríos y a Julio Salazar Monroe, exjefe del SIN, por el mismo delito. Esta decisión ha reavivado el debate en torno a la llamada persecución política por parte del sector político denominado «caviar».

El caso en cuestión involucra a Leonor La Rosa, quien denunció haber sido secuestrada, torturada y abusada sexualmente. Según la exagente encubierta, su misión era infiltrarse en el Hospital Militar de Lima para prevenir fugas de información a Chile y Ecuador.

Sin embargo, el Poder Judicial argumenta que no hay evidencia probatoria médico legal que respalde las lesiones graves denunciadas, lo que llevó a la absolución de Montesinos y los demás implicados.

Montesinos también fue absuelto de asesinato a Pedro Huilca

Este fallo se suma a la reciente sentencia a favor de Montesinos por el asesinato del dirigente sindical Pedro Huilca en 1992. La Cuarta Sala Penal Superior Nacional Liquidadora Transitoria concluyó que no existen elementos de prueba suficientes para un fallo condenatorio. La absolución en ambos casos ha desencadenado críticas y acusaciones de que se trata de una estrategia para debilitar la imagen de la élite política «caviar».

Leonor la Rosa estafo al estado peruanos con la venia del corrupto Alejandro Toledo

Además, surge una nueva arista en este complicado entramado legal: el caso de estafa al Estado peruano por parte de Leonor La Rosa. Se sostiene que, debido al cobro de dinero por indemnización antes de que su proceso concluyera, podría configurarse un delito de estafa. La Rosa, actualmente asilada en Suecia, no ha sido interrogada en un tribunal, lo que agrega un elemento más a la complejidad del caso.

En medio de estas decisiones judiciales, algunos sectores señalan que estas absoluciones representan una derrota más para la denominada elite «caviar», acusada de buscar chivos expiatorios para capturar el Estado peruano y llevar a cabo persecuciones políticas contra sus enemigos. La controversia persiste, dejando a la sociedad peruana dividida y a la justicia en el centro de un intenso debate sobre la imparcialidad y la transparencia.

Opiná. Todavía es Gratis!
Botón volver arriba