TELEVISION

Manolo Rojas hundió para siempre a Ernesto Pimentel

En medio de la controversia generada por la película «Chabuca», las revelaciones de Manolo Rojas sobre Ernesto Pimentel han sacudido aún más el ambiente mediático. La polémica se intensificó con graves acusaciones que llevaron a varios usuarios de redes sociales a pedir la cancelación del programa de Pimentel en América TV.

En una entrevista que resurgió del archivo del diario Trome del año 2006, Manolo Rojas lanzó fuertes declaraciones que pusieron en tela de juicio la entrada de Pimentel al programa «Recargados de risa». Según Rojas, Pimentel inicialmente llegó como invitado pero se quedó con el programa, una situación que, según él, fue tomada a la ligera por la prensa que lo etiquetó con el apodo de «serrucho».

“Sobre Ernesto, cuando llegó al programa (Recargados de risa) fue que lo hizo como invitado y se queda con el programa, fue en broma y la prensa buscó la forma de vender su noticia y le pusieron ‘serrucho’, aseveró el cómico en comunicación con Radio 1160.”

Las respuestas de Pimentel a estas acusaciones no se hicieron esperar. Alegó que Rojas habló bajo los efectos de alguna sustancia, a lo que Rojas replicó señalando que él menos que nadie puede hablar, dado su pasado cuestionable. Además, desmintió haber mostrado sumisión ante Pimentel, argumentando que solo hay un papa y que no se arrodillaría ante nadie.

«se le pasó un poquito la boca y él menos que nadie puede hablar porque tiene tremendo rabo de paja, nosotros somos gitanos y no nos vamos a leer la suerte».

Rojas continuó su argumento destacando que Pimentel tiene una habilidad especial para engañar y burlarse de la gente, sugiriendo que sus acciones van más allá de lo que se ve en público.

Lanzó preguntas incisivas sobre la situación de salud de Pimentel, mencionando la muerte de Alex Brocca y cuestionando por qué, si ambos tenían la misma enfermedad, Pimentel está disfrutando de una vida lujosa mientras otros sufren.

«Dice que hablo bajo alguna sustancia, pues yo me inyecto insulina para mí diabetes, pero nunca formé el club de los diabéticos para ganar donativos o hacer una donación y lucrar con mi enfermedad. Sólo una preguntita, ¿por qué se murió Alex Brocca si los dos al mismo tiempo tuvieron la enfermedad y Pimentel sigue feliz con tremenda casa con piscina disfrutando y no le da ni la tos?», agregó.

El cómico huaralino también mencionó que incluso Beto Ortiz, en su libro «Maldita ternura», expuso aspectos negativos de Pimentel, como su carácter siniestro, perverso, y oportunista, llegando incluso a dudar de su estado de salud en relación al VIH.

Ante la posibilidad de disculparse, Rojas mostró una postura firme, indicando que tanto él como otros personajes del medio han sido utilizados por Pimentel para ganar en sus secuencias televisivas, y recordó episodios donde Pimentel mostraba un comportamiento poco ético hacia sus compañeras de trabajo.

Estas revelaciones han generado un debate intenso en el ámbito del entretenimiento, poniendo en duda la imagen pública de Ernesto Pimentel y su manejo de las relaciones en el medio televisivo.

Opiná. Todavía es Gratis!
Botón volver arriba