Main Menu

Lucar explota al descubrir que lo engaño Castillo y Maravi

El periodista Nicolás Lúcar explota en su programa luego de que haya sido engañado por Iber Maraví, ministro de trabajo, siendo ahora Maraví punto clave por ser uno de los ministros cuestionados de Pedro Castillo, y tener vínculos pocos favorables.

“Y no tuvimos esa estrategia y hoy estamos pagando las consecuencias, pero estamos a tiempo de enmendar las cosas y hacer lo que corresponde, pero eso tiene una condición, no puede haber nadie en el gobierno que tenga dudas sobre esto, nadie que pueda estar pensando que esta gente pueda ser considerada luchadora social. Equivocada en el camino”  enfatizó Lúcar.

Se ha repetido en reiteradas oportunidades, el arrepentimiento ahora no ayuda en lo absoluto. ¿Se advirtió? En muchas ocasiones. Que haya periodista, como Lúcar, que fueron sordos al respecto ya no es de mucha relevancia.

“Peor aún, no puede haber gente como Iber Maraví que nos ha mentido, en este estudio ha mentido. Mi suegra y mi esposa firmaron con engaños la planilla del MOVADEF; señor Maraví, su suegro, según la Comisión de la Verdad dirigió la m.a.t.a.n.z.a de Lucanamarca” sostuvo Lúcar.

“No me diga que su esposa y su hija no sabían qué cosa era el MOVADEF porque usted ha mentido. Como no van a saber de qué estamos hablando cuando se habla de MOVADEF que fue creado, insisto, por orden de Abimael Guzmán”  encaró.

¿Cómo no iba a mentir? No puede decir en televisión o en radio lo que ha hecho, o que su suegro dirigió semejante m.a.t.a.n.z.a y, peor aún, ¿cómo caer en ese cuento?

El tema a tratar es muy delicado, por eso se advertía, porque si bien parecen querer lo mejor para el país, es lo menos que harán realmente.

“Yo espero sinceramente, que superado este incidente de la identidad, a mí me parece un irrespeto a los miembros de la Marina de Guerra del Perú que entregaron el cuerpo y a la policía nacional que se fajó contra sendero, y que haya gente que ponga en duda si el cuerpo que se ha entregado es el de Abimael o no” agrego.

Claro que es un irrespeto, es una burla a la Marina, a la Policía, a los civiles. Han puesto como Ministro a la persona menos capaz.

Lúcar simplemente estalló ante este engaño, pero era algo que se veía venir.