POLITICA

Le llego la hora a Guillermo Bermejo

Finalmente, se hizo justicia. El largo camino de lucha contra el terrorismo y la impunidad ha dado un paso firme con la decisión del juzgado de tomar en cuenta los informes de la Dirección contra el Terrorismo sobre el congresista Guillermo Bermejo y su presunta afiliación terrorista.

Este es un momento histórico donde la ley y la verdad se imponen sobre aquellos que intentaron ocultar sus acciones bajo un manto de mentiras y engaños.

Las pruebas presentadas por la Dircote, acumuladas durante años de investigación minuciosa, han sido finalmente reconocidas por la justicia. Videos, fotografías, correos electrónicos; un cúmulo de evidencias contundentes que no dejan lugar a dudas sobre la conexión de Bermejo con grupos terroristas.

La Fiscalía y la Procuraduría antiterroristas sostienen que Guillermo Bermejo desempeñó un papel fundamental al unir diversos movimientos de izquierda radical, desde Sendero Luminoso hasta las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Este vínculo se remonta a 2008, cuando formaba parte de la Coordinadora Continental Bolivariana-Capítulo Perú.

Los informes del coronel Max Anhuamán Centeno, entonces jefe de la División de Investigación de Terrorismo Internacional, detallan un seguimiento meticuloso en Lima y Ayacucho durante 2021. Se indica que, bajo la apariencia del movimiento Todas las Voces, se establecieron contactos con el Comité de Apoyo de Huanta a la organización terrorista Sendero Luminoso en Ayacucho (Huanta y Huamanga) entre 2008 y 2009.

La decisión del juzgado de validar estos informes no solo representa un avance en la lucha contra el terrorismo, sino también un mensaje claro y contundente: nadie está por encima de la ley. Bermejo, quien durante años ha intentado negar su participación en actividades ilícitas, ahora se enfrenta a la posibilidad real de ser condenado y enfrentar las consecuencias de sus actos.

El parlamentario de izquierda, que en el pasado se jactaba de su impunidad y poder, ahora debe rendir cuentas ante la justicia y responder por sus acciones.

Su presencia en zonas de conflicto y su relación con individuos vinculados al terrorismo han sido expuestas ante la luz pública, dejando al descubierto una red de complicidades que no pueden quedar impunes.

El próximo 12 de abril será una fecha clave en este proceso, donde Bermejo deberá enfrentar la audiencia de visualización y aceptar o negar su responsabilidad en los hechos que se le imputan.

Este es el momento de la verdad, donde la justicia prevalecerá y se hará eco del clamor de todas aquellas víctimas del terrorismo que han esperado por años que se haga justicia.

Este es un golpe certero contra la corrupción y la impunidad, dejando claro que nadie está por encima de la ley. Bermejo ahora debe enfrentar las consecuencias de sus acciones y rendir cuentas ante la justicia, lo que marca un momento clave en la búsqueda de un país más justo y seguro para todos.

Opiná. Todavía es Gratis!
Botón volver arriba