POLITICA

La ultima foto de Fujimori que molesto a los caviares

La reciente liberación del exmandatario peruano, Alberto Fujimori, ha sido un acontecimiento que ha acaparado la atención pública. Su paso por el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) tras salir del penal Barbadillo ha revelado un sorprendente estado de buena salud y un semblante optimista, marcando así su regreso a la vida cotidiana después de haber sido encarcelado de manera injusta debido al rencor de sus enemigos políticos.

El primer avistamiento público de Fujimori se remonta al 4 de enero de este año, cuando acudió a la Reniec para cambiar la dirección registrada en su documento de identidad. Las imágenes difundidas en redes sociales capturan la interacción cordial con numerosos ciudadanos que se acercan para saludarlo, demostrando el respaldo de un sector de la población que coincide con él.

Elio Riera, abogado de Fujimori, explicó que los trámites en la Reniec buscan certificar la voluntad del expresidente para mantener actualizados sus datos personales, incluyendo posibles restricciones por motivos de salud. Este enfoque transparente ha sido clave para comprender los motivos detrás de sus visitas al registro civil.

El viernes pasado, 15 días después de su primera visita, se reportó la llegada de Fujimori a la Reniec para recoger su documento. A pesar de portar un tanque de oxígeno, se le observa con buen estado de ánimo, saludando efusivamente a sus seguidores en su camino al vehículo.

Aunque su estado de salud previo a abandonar el penal era notoriamente afectado y mostraba signos de pérdida de peso, los recientes avistamientos sugieren una mejora en su bienestar.

La imagen difundia por el medio Latina, provenientes de la ficha Reniec, revelan a Fujimori vistiendo una camisa blanca y una corbata a rayas negras y blancas, mostrando una leve sonrisa y, aparentemente, con un mejor peso. Este cambio positivo se atribuye a su reunión con la familia y a su retorno a la libertad.

La respuesta de sus simpatizantes no se hizo esperar, saludando al que consideran «tal vez el mejor presidente del Perú». No obstante, la recuperación de Fujimori y su buen semblante han generado una notable molestia entre sus detractores y críticos en redes sociales, conocidos como «rojos» y «caviares».

Es imperativo reconocer y celebrar la recuperación de la salud de Alberto Fujimori, independientemente de las opiniones políticas. Censurar el cruel comportamiento de aquellos que, por odio o resentimiento, desean privar a un anciano de disfrutar sus últimos años de vida es un llamado a la empatía y a la comprensión, recordándonos que la humanidad debe superar las divisiones políticas para apreciar la salud y el bienestar de sus miembros más allá de sus trayectorias políticas.

Opiná. Todavía es Gratis!
Botón volver arriba