POLITICA

La entrevista del siglo: Butters entrevisto a Antauro

Antauro Humala ha declarado su intención de tomar medidas drásticas con respecto a los medios de comunicación en Perú, como se evidencia en su entrevista con Phillip Butters.

En sus palabras, menciona que planea expropiar y nacionalizar los canales de televisión de señal abierta, argumentando que el espacio electromagnético es limitado y que actualmente está en manos de unos pocos privados, la mayoría extranjeros.

Butters:” ¿Tú qué cosa vas a hacer con los medios de comunicación con Frecuencia Latina que es de un fondo, con América Televisión que es de la familia Miro Quesada y tu muy amigo Chicho Mohme que seguramente va a querer votar por ti (…) ATV que es de un señor mexicano ¿Qué vas a hacer con las televisoras grandes del Perú?

Antauro: “Todos los canales de señal abierta, la televisión de ámbito nacional va a ser expropiada y nacionalizada en algunos casos, pero en versión privada a qué me quiero referir, considero que el espacio electromagnético no es infinito, solamente hay siete bandas, Por eso hay seis canales de señal abierta más rtp radio televisión peruana.”

Butters:  “Error tú sabes que eso lo puedes cambiar con una ley si tú promueves el  TDT Pero ya es un tema técnico o sea le vas a quitar la propiedad a estos señores”

Antauro: No le voy a quitar su estructura, su pared, no más la señal, es espacio territorial peruano, no puede ser desde que se creó la televisión en los años 60 que sea privado la la vamos a reemplazar frecuencia latina para los sindicatos para los gremios Canal 4 para la confiep considero de que en vez que es ese espacio aéreo lo administren seis  privados que en su mayoría son extranjeros que se han echado a Montesinos en su momento, considero que sea mas justo que sea de un colectivo sociedad popular civil organizada.”

Este planteamiento levanta serias preocupaciones sobre la libertad de expresión y el pluralismo mediático en el país.

Si Antauro Humala llegara a la presidencia y llevara a cabo estas acciones, significaría un grave retroceso en términos de democracia y derechos fundamentales.

La expropiación y nacionalización de los medios de comunicación no solo sería un golpe a la propiedad privada, sino que también podría llevar a un control estatal sobre la información y la opinión pública.

La idea de reemplazar canales privados con entidades controladas por sindicatos, gremios y otros grupos organizados suena a un intento de manipular la narrativa mediática en favor de ciertos intereses políticos o económicos.

Además, el argumento de que los canales privados extranjeros han tenido influencia negativa en el pasado, como mencionar a Montesinos, es una generalización peligrosa que podría justificar acciones autoritarias.

Opiná. Todavía es Gratis!
Botón volver arriba