Main Menu

Insólito! Olivera se trago su orgullo y fue donde Beto Ortiz

Cada día existen mayor cantidad de pruebas en relación a las alianzas que Cerrón y Castillo mantienen. En este caso se trata principalmente de Vladimir Cerrón, y de su gobierno en Junín, dónde, en su plan de gobierno, había un aeropuerto para los Quispe Palomino, quienes también son mencionados.

Dichas pruebas las tiene Fernando Olivera, político peruano que, junto a Beto Ortíz, en una entrevista, las muestra para que no crean que son “inventos del enemigo” sino verdaderas pruebas que garantizan la corrupción de Vladimir Cerrón durante su gobierno regional, que luego de 7 meses fue suspendido.

“Investigación nada menos que de IDL. Es de abril la investigación. Los contratos de Vladimir Cerrón y de Quispe Palomino. Se hizo público que dos de las empresas del Consorcio estaban vinculadas a Quispe Palomino, un empresario que afrontaba una investigación por colusión con el Gobierno Regional de Pasco por el presunto favorecimiento a una de sus empresas en el 2012. La empresa vinculada a Quispe Palomino era GMN que tiene como accionista principal a Nani con quién Quispe Palomino tiene un hijo, y corporación Saimón de Tito Jacinto Quispe Palomino, hermano menos de Miguel” declara Olivera

“Es decir con estos: con los n.a.r.c.o t.e.r.r.o.r.i.s.t.a.s, y si a eso sumamos Sacha, sumamos a Bermejo, evidentemente hay unos vínculos muy graves con el n.a.r.c.o t.e.r.r.o.r.i.s.m.o del jefe real, del presidente de Perú Libre condenado por corrupción, que es el jefe real de Pedro Castillo que es un títere” agrega.

Las pruebas señalan una grave unión entre los Quispe Palomino y Vladimir Cerrón, que no son nada demócratas, y han generado tal especulación que llevaron a esa investigación, y a esos resultados.

Hablamos de actos de corrupción, y de mantener a su misma gente en su entorno ofreciéndole lujos para así mantenerlos a un lado, algo que no es extraño.

Tales acciones se ven en otros países socialistas y comunistas que usan el mismo sistema.