INTERES GENERAL

Guerrero acabo para siempre con Acuña

El reciente desplante de Paolo Guerrero hacia el cuestionado político y empresario César Acuña ha generado un fuerte revuelo en el ámbito futbolístico peruano.

Lo que inicialmente parecía ser un acuerdo sólido entre Guerrero y el club César Vallejo se ha visto truncado por motivos que el jugador ha dejado entrever como «temas extra futbolísticos o familiares». Este inesperado giro de los acontecimientos ha dejado a todos sorprendidos y especulando sobre el destino del experimentado delantero.

Franco Lostaunau, periodista de ESPN, fue el encargado de hacer público el cambio de planes de Guerrero. Según sus informaciones, el jugador habría manifestado su incomodidad con la idea de jugar en Trujillo, lo que ha abierto la puerta a otras posibilidades, entre las que se barajan equipos importantes de Lima.

“Me acaban de decir hoy que la llegada de Paolo Guerrero a César Vallejo no está confirmada. Algo ha pasado en esta semana que el jugador no se ha sentido cómodo, y parece que no quiere ir a Trujillo. Esto ha hecho que un club grande de Lima se entere y quiera contar con él. Ya se imaginarán de qué equipo estoy hablando”, publicó el periodista.

Esta decisión de Guerrero ha puesto de manifiesto que el dinero y las ofertas no son siempre determinantes.

Ante la incertidumbre generada, César Acuña ha reaccionado con molestia, argumentando que están brindando a Guerrero una gran oportunidad al ofrecerle jugar en un equipo profesional en Perú.

“Recuerden que (Paolo Guerrero) nunca jugó en un equipo, va ser la primera vez que juegue en un equipo profesional. Le estamos dando la oportunidad de que siga en actividad, también es confianza de venir a la Vallejo y creer en ello” sostiene Acuña

Sin embargo, las palabras del político y empresario sugieren cierto desdén hacia el talento y la trayectoria de Guerrero, al insinuar que es la primera vez que el jugador estaría incursionando en un equipo profesional.

Esta declaración ha sido recibida con escepticismo por parte de los seguidores del fútbol peruano, quienes reconocen ampliamente la carrera exitosa de Guerrero tanto a nivel nacional como internacional.

“Me dejó algunas cosas claras. A él le gustaría ir a la César Vallejo, pero que por temas extra futbolísticos o familiares, que no tengo por qué decirlos, se le complica ir a Trujillo. Entonces, de alguna manera quiere entablar conversaciones con la familia Acuña para deshacer su contrato”, explicó.

Y finalizó: “Lo primero que quiere hacer es resolver su tema con César Vallejo, para después hablar de algún club… Colo Colo, Alianza Lima, LDU. Ahora, no es un tema fácil, hay un contrato sobre la mesa. Y obviamente el club buscará que se respete”, agregó.

En resumen, el desplante de Paolo Guerrero a César Acuña y su decisión de no jugar para César Vallejo por motivos personales resalta la importancia de los valores individuales y la integridad en el mundo del deporte profesional. Guerrero ha dejado claro que su prioridad son los aspectos personales y familiares, y que ningún acuerdo económico puede cambiar esa realidad.

Botón volver arriba