Main Menu

Gisela cuadra a Susel Paredes tras canallescas calumnias

En medio de este dilema político que vivimos, las redes sociales se han convertido en el arma perfecta para aquellas personas que disfrutan atacar a otros. Para crear más disturbios de los que ya existen, y para dividir aún más el país.

Gisela Valcárcel es una mujer que ahora llama a la unidad, y convoca a aquellas personas que usan mensajes de odio, que se detengan, porque el país necesita unidad, honestidad y humanidad por sobre todo.

“Directamente se los digo: me da vergüenza que Susel Paredes a quién respeto, y seguiré respetando, retuitee e.s.t.u.p.i.d.e.c.e.s. Susel, son i.d.i.o.t.e.c.e.s. Me da vergüenza que personas como Mónica y Tatiana… discúlpenme, pero ustedes no son las únicas que tienen las manos limpias en este país” alega Valcárcel.

“Yo también las tengo. Investíguenme, hagan lo que tengan que hacer, y dije además que si un día me metía en política, mis cuentas estarían abiertas, las de mi familia, y la de dos generaciones si querían. Así de clara soy. Yo no estoy en política porque no necesito meterme en un rollo más. Es un rollo estar en política” aclara la presentadora.

“Debemos verdaderamente hablar de esfuerzo, valor y lucha, mostrémonos como gente real. El humano que quiere hablar con otro humano tiene que humanizarse, y no tenemos que dividirnos. Es lo único que quiero decir” enfatiza.

Debemos tener en cuenta que comentarios mal intencionados, en estos tiempos, suponen un grave problema puesto que las personas están sensibles a tal punto que pueden dividirse entre familia porque uno piensa diferente al resto.

Veamos las consecuencias que esto ha traído: separación y discordia. Prestarnos a compartir mensajes subidos de tonos sólo inyecta más polaridad a la población, además de que el odio es el ingrediente perfecto para hundirnos en la miseria, así como Venezuela y Cuba lo están.

No veamos partidos, veamos opciones. No perezcamos ante la provocación de una pelea, ya que nos pasará factura de la peor manera.