POLITICA

El Puma Carranza llego a Matute y esto dijo

El exjugador crema ingresó al campo y, al ser entrevistado por una periodista, recordó los enfrentamientos que le tocó vivir en ese emblemático recinto victoriano.

El Puma, con esa sonrisa de victoria, recordando los encuentros pasados en ese sagrado terreno. «Ya nos hemos divertido acá. Y eso es lo más importante». ¡Por supuesto, Puma! Porque ganar, triunfar, divertirse, todo es parte del paquete de la grandeza crema. Esos ocho títulos nacionales no son solo trofeos, son manifestaciones tangibles de la superioridad indiscutible.

Acompañado de Piero Alva, otra leyenda merengue, se adentraron en el corazón del estadio rival. ¡Qué imagen tan gloriosa ver a dos gigantes del fútbol peruano desafiando cualquier sombra de duda en territorio enemigo!

Y luego, esas palabras que resuenan como un himno: «Hay que jugar al fútbol bien y sin ayuda de nada». ¡Palabras sabias, Puma! Porque Universitario no necesita trucos ni atajos para alzarse con la victoria. Solo el juego limpio y el talento indomable que fluye en sus venas.

La consagración llegó en el campo, con Edison Flores y Horacio Calcaterra marcando los goles que sellaron la victoria 2-0 ante Alianza Lima. ¡La cereza en la cima del pastel de la gloria! Y aunque intentaron empañar la celebración, apagando las luces como mal perdedores, solo lograron resaltar la grandeza del triunfo crema.

Las críticas y los señalamientos de «miserables» y «mal perdedores» solo son el eco lejano de la envidia. Porque cuando eres el mejor, cuando eres Universitario, las críticas son solo el ruido de fondo de aquellos que no pueden alcanzar tu grandeza.

Y así, con las luces apagadas en Matute, se cierra un capítulo épico. Pero la verdadera ceremonia de la victoria, la entrega del trofeo y los festejos, se llevarán a cabo en el coloso estudiantil en Ate. ¡Que la fiesta siga, que el triunfo resuene, porque Universitario de Deportes es el campeón indiscutible de la Liga 1

Opiná. Todavía es Gratis!
Botón volver arriba