Main Menu

Destrozó a la izquierda, trató a sus miembros de animales y mucho más…

Los últimos acontecimientos que se tuvieron lugar en algunos países de América Latina, marcan un avance la izquierda desde su lado más oscuro, esto es generando desmanes, saqueos, metiéndose con la propiedad pública y privada, entre otras cosas.

Lo visto el fin de semana en Chile muestra que hay algo más que una simple protesta popular que puede comenzar siendo legítima pero la izquierda de turno se meterá en el medio convirtiendo cualquier reclamo en un verdadero caos.

Y es que la izquierda puede que sea una de las ideologías más antiguas, pero está actuando como la anarquía más moderna. Y una prueba de ellos es lo que señala el escritor y politólogo argentino, Agustín Laje, quien desde hace años viene estudiando, analizando y denunciando cómo se maneja la izquierda en países como Argentina, Chile, Perú, y Ecuador, entre otros.

Agustín Laje en las últimas horas escribió un tuit sobre la izquierda que lo resume todo: «La izquierda está tirando demasiado de la soga: aplastando libertades, silenciando voces, atacando personas y sus bienes. Cuando la gente de bien se canse de estos animalitos incivilizados, la cosa se va a poner brava de verdad».

El politólogo y autor de los libros «Los mitos setentistas, Cuando el relato es una farsa, El libro negro de la Nueva Izquierda», entre otros, señala con una impecable síntesis que es lo que está haciendo la izquierda avasalladora, y advierte que más tarde o más temprano, el ciudadano común, se va a cansar y todo se va a poner muy bravo.

Y hace muy bien, Agustín Laje en decir lo que dice y advertir que se pueden venir tiempos sumamente complejos para los países donde la izquierda está queriendo ganar terreno de la peor manera posible, ya que está demostrado que por medio de las elecciones nunca lograrán nada.

agustin-laje-tuit-izquierda-completo

Esperamos que el ciudadano de bien, ese que trabaja o estudia, y que quiere vivir en paz, con orden y con respeto por el otro, finalmente termine triunfando y la izquierda quede relegada a su mínima expresión, y que esos animalitos incivilizados, como bien los llama, Agustín Laje pronto sean solo un mal recuerdo.