Main Menu

Del Rincón castigo a Castillo por llamar terrucos al gobierno

Fernando del Rincón entrevistó a Castillo, lo cual representó un acto perjudicial para Castillo, puesto que del Rincón es conocido por ser audaz, puntualizado y directo en las entrevistas, y principalmente con los presidentes, lo cual con Castillo no fue la excepción a la regla.

“A ver, el nombramiento de Guido Bellido, fue una de las primeras controversias. Lo logró pese a que afrontaba investigación por presunto delito de apología, usted lo sabe, de apología de t.e.r.r.o.r.i.s.m.o. cuestionado por presunto vinculo con Sendero Luminoso” empezó Fernando.

“En fin. Después viene el 30 de julio cuando iba a hacer nombramiento de Gabinete, se retrasa tres horas, acaba haciendo nombramiento, pero no completo” agregó.

Uno de los temas mas importantes fue el hecho de los nombramientos fallidos de Castillo, ya que en mas de una oportunidad llevó a gente poco capacitada para el Gabinete, lo cual Del Rincón no lo dejó pasar.

“Después viene Héctor Béjar, jura como Ministro de Relaciones Exteriores, se convierte en el primer representante de su equipo en abandonar el cargo, antes de cumplir un mes. El dijo que la marina había iniciado el t.e.r.r.o.r.i.s.m.o en el Perú” le hizo recordar.

“Luego viene, Iber Maraví, ministro de trabajo, viene por presuntos vínculos con Sendero Luminoso, etc, y de ahí puedo seguir con una lista de nombramientos” aseguró.

Dicha lista resulta ser vergonzosa ya que demuestra la falta de preparación y compromiso de Castillo para con el país, no obstante, su justificación fue aun mas inimaginable, pues alego que los había llevado no por lo que cometieron, si no por lo que juraron en ese momento, que fue velar por el pueblo.

“Pero eso no es nada, a mi me dijeron ‘terruco’ a mi me dijeron que tengo vínculos con el Movadef, eso no es nada de lo que han hecho conmigo. Yo no fui entrenado para ser presidente, a mi nadie me puso en un espacio de inducción. Yo no fui a los EE.UU, entrenado. Yo estoy acá por el país, por el pueblo, y estoy acá para dar la cara al país, y no le voy a robar un centavo” trató de excusarse.

Ningún presidente va a una especie de escuela antes de ejercer su cargo, mucho menos existe una universidad al respecto. Un presidente debe cumplir con diferentes aptitudes para llegar a ese punto, sin embargo Castillo es la excepción a la regla.

“Esos nombramientos que tienen un record. Han sido investigados, presidente. Usted no, usted lo dice bien, pueden decir lo que quieran, no hay un registro, pero esta gente si. Hay una tendencia de su parte a traer a esta gente a su Gabinete, a su circulo cercano, ¿por que?” insiste Del Rincón.

“Son gente que juraron no para hacer lo que hicieron, son gente que juraron conmigo para hacer el bien al país” se justifico Castillo.

“Pero cualquier cosa que huele a t.e.r.r.o.r.i.s.m.o en el Perú debería estar fuera de la gobernación, ¿no?” enfatiza.

Fernando fue certero, todo lo que tenga que ver con t.e.r.r.o.r.i.s.m.o debe estar lo mas lejos posible de la gobernación. No obstante, Castillo tiene una clara tendencia a acercarlos como si no representaran peligro alguno.