POLITICA

Aldo Mariátegui dijo lo justo sobre Harvey Colchado

Aldo Mariátegui, reconocido periodista peruano, ha destacado en una columna para el diario peru21 la suspensión del cuestionado policía Harvey Colchado, quien faltó el respeto a la investidura de la presidencia en el Perú.

En su columna titulada «Bien suspendido Colchado por faltoso», Mariátegui no escatima en críticas hacia Colchado, calificándolo como indefendible y malcriado por su comportamiento.

En sus palabras, Mariátegui señala que Colchado, al forzar una puerta de manera aparatosamente innecesaria, no solo faltó el respeto a la institución de la Presidencia, sino que también hizo gala de un despropósito al celebrar su acción con una torta. Este comportamiento, según Mariátegui, demuestra una actitud prepotente y politiquera que no tiene cabida en un funcionario público.

“El policía Harvey Colchado es indefendible. Además de forzar aparatosamente una puerta para la que solo bastaba un cerrajero y de faltarle así el respeto a la institución de la Presidencia (no a la insignificante esa que ocupa el cargo, que también ella es indefendible y bien que se merece ese 7% de aprobación), el muy majadero hizo escarnio de su despropósito celebrando con esa torta.” señalo

El columnista enfatiza que la acción de Colchado no fue entrar a la casa de un narco, sino a la residencia de quien ostenta el cargo más alto en el país. Esta comparación busca resaltar la gravedad de la falta cometida por el policía, quien según Mariátegui, representa un falso valor que lamentablemente ha sido elevado por algunos alabanzas injustificadas.

“Muy bien sancionado por faltoso y malcriado, pues reventar esa puerta con un ariete solo para hacer alarde de poder, exhibirse —una vez más— como el protagonista y caer en la politiquería no es motivo para una posterior jactancia y befa.”

“No estaba entrando a la casa de un narco, sino a la de quien ocupa el más alto cargo público del país. Colchado es otro falso valor, al que lamentablemente muchos elevaron a los altares, tal como los fiscales Vela y Pérez.

En este sentido, el periodista señala que Colchado, al igual que estos fiscales, actuó como un «mayordomo de Gorriti», en referencia a una posible instrumentalización política de sus funciones como funcionario público.

La columna de Mariátegui deja en claro su postura crítica hacia el comportamiento de Colchado y su rechazo a acciones que denigren la investidura presidencial y la función pública en general. Su análisis refleja una preocupación por el respeto a las instituciones y la ética en el ejercicio del poder, aspectos fundamentales en cualquier sociedad democrática.

Opiná. Todavía es Gratis!
Botón volver arriba