POLITICA

Alcalde de la Molina extermino en dos minutos a Sagasti

La gente no soportará por mucho tiempo. Al mandarlos nuevamente a casa, muchos caen en la desesperación nuevamente y temen por sus vidas, y por la de sus familiares. Muchos, empero, se han unido para ayudar a cuántas personas pueden, para sacarlos de ese agujero en el cual se encuentran.

Entre ellos, está el alcalde de La Molina, Álvaro Paz de la Barra, anuló el monopolio que tenían con los tanques de oxígeno; ahora los donan a cada persona que lo necesite y, mientras realiza esto, anuncia que ha recibido amenazas de muerte al realizar esta ayuda humanitaria.

Pero, sin temor se expresó directamente al presidente de la República, Francisco Sagasti, enfatizando lo siguiente:

“Póngase los pantalones. Rompa con el monopolio de los tanques de oxígeno (…) En su consciencia tendrá que pudo ayudar a más personas, y no lo hizo”

Si el alcalde de La Molina, junto a otros está uniéndose para ayudar a la población más vulnerable, ¿qué detiene al Presidente, y su equipo? Todo el dinero que puede tomar para sus beneficios. A ellos no les importan en lo más mínimo la población, ni sus pesares o necesidades, puesto que consideran que con un bono otorgarán la solución que necesitan.

No. Acciones como la de Paz de la Barra son las que necesitamos. No más palabras, si no acción, ejecución cuanto antes.

Así como están entregando el oxígeno, nosotros debemos apoyar en lo que podamos. Dar medicina, comida, ayudar a los niños cuando ingresen nuevamente a clases. Podemos hacer más que el mediocre de Sagasti, puesto que no ha dado a conocer que le preocupa el país. Él simplemente ordena y ya. Si el caso fuera contrario, viéramos nuestros hospitales, clínicas y postas médicas bien equipadas. A los médicos resguardados. Vacunas en abundancia.

Sagasti debe colocarse los pantalones cuánto antes.

Opiná. Todavía es Gratis!
Botón volver arriba